Manual Atalaya

Segunda fase del Manual Atalaya de Gestión Cultural

La ambición de este manual es ser una herramienta para la formación de gestores culturales, de quienes ya están en el ejercicio de la profesión o de aquellos que ven en la gestión cultural su opción profesional. La visión de herramienta es esencial y podríamos añadir que sería más justo referirnos en plural, como conjunto de herramientas, en lo que respecta al manual. Tenemos herramientas para comprender qué es esto de la gestión cultural y sus lazos inexcusables con las políticas y con el concepto mismo de cultura. Hay en el manual herramientas que nos describen las grandes líneas de trabajo de la gestión cultural, otras que nos remiten a los instrumentos profesionales mismos y además herramientas de investigación y de evaluación. Una característica reseñable del manual es su orientación generalista.

Manual Atalaya

Esencialmente está enfocado a los conceptos y a los instrumentos para la gestión y no hacia los sectores o la especialización (ese será un menester de próximas ediciones). Se habla de gestión de equipamientos y no de gestión de museos, por poner un ejemplo. La idea es que sirva tanto al gestor responsable de un proyecto o un equipamiento especializado tanto como al responsable de un servicio generalista o de proximidad. En este sentido si uno busca gestión de galerías de arte no encontrará tal epígrafe, sin embargo tendrá a su disposición todos los instrumentos y recursos mínimos que precise para comenzar en la gestión de ese equipamiento y sector de la cultura.

Este MANUAL ATALAYA de apoyo a la gestión cultural no está acabado, aunque sí completo, y nace con la vocación de extenderse en el tiempo y renovarse con la agilidad que le demanden los momentos y los profesionales de la gestión cultural.

http://atalayagestioncultural.es/

Atalaya 70 Barometro Social

Barómetro Atalaya de usos, hábitos y demandas sociales de los estudiantes de las universidades públicas andaluzas

El Barómetro social de los estudiantes en universidades andaluzas en el marco del Proyecto Atalaya

La transferencia del conocimiento a la sociedad es una exigencia que ocupa su lugar junto a la misión fundamental de las universidades, la docencia y la investigación. Si el uso del término transferencia es relativamente reciente, hay una expresión arraigada en las universidades que es la de la extensión universitaria, entendida como los mecanismos para transferir, al entorno cercano y la sociedad en general, los logros en el ámbito del conocimiento.

Junto al de la transferencia, otro concepto que se ha desarrollado con éxito en nuestras universidades es la necesidad y el beneficio indudable de la colaboración interuniversitaria.

Barometro Social

Hace algo más de diez años, en 2005, surgió un proyecto impulsado desde la Dirección General de Universidades de la Junta de Andalucía, que recogía esas dos ideas motoras de transferencia y colaboración: el Proyecto Atalaya. Nació para enriquecer la oferta de actividades culturales a través de esa cooperación interuniversitaria, desarrollar una acción más eficiente y aumentar el impacto de la cultura generada o promovida desde las universidades.

Desde entonces, el Proyecto Atalaya ha servido para la transmisión y generación de cultura artística y humanística, en el ámbito de la música, incluyendo el flamenco, patrimonio inmaterial de la humanidad, de la literatura, del teatro, del cine, la fotografía y el patrimonio. Ha utilizado canales clásicos de comunicación como el espectáculo, la publicación y la exposición y los medios que las tecnologías de la comunicación han puesto a nuestro alcance para facilitar la difusión a gran escala, siendo la Red el espacio natural de desarrollo para varios proyectos, entre otros el del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya.

Para llevar a cabo los objetivos del Proyecto Atalaya es necesario valorar las herramientas propias de la gestión cultural y, asimismo, conocer la sociedad o sociedades a las que se dirigen las acciones del proyecto. Desde esa necesidad y perspectiva nace este Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya.

Su propósito viene bien definido en su web: “Somos conscientes de que este papel (el de la proyección cultural de las universidades) no puede mantenerse desde posiciones meramente voluntaristas. Es necesario en este campo, como en cualquier otro relacionado con la gestión universitaria, actuar con rigor y solvencia. Hay que auspiciar mecanismos constantes de análisis de nuestras políticas culturales, usar las nuevas tecnologías de la información tanto para su aplicación en las actividades, como para el uso de las mismas en la recogida de datos, catalogación de los mismos, novedades, noticias, acciones evaluadoras… Hay que partir del conocimiento detallado de los usos, hábitos y demandas culturales de nuestros usuarios para ofrecer acciones coordinadas, programaciones conjuntas, agendas integradas y otras tantas alternativas que puedan aprovechar con sinergia los recursos y medios de cada una de las universidades”.

Dentro de los varios productos que se desarrollan dentro del proyecto, en este volumen se presenta el Barómetro social de los estudiantes en universidades andaluzas. El propósito del estudio es ambicioso. Su objeto es el estudiante universitario, analizado desde diversas perspectivas: desde la posición económica y social, junto con su percepción de la actualidad, que permite establecer un marco general para contextualizar los temas investigados: la política, la participación, la cooperación y la solidaridad, la perspectiva de género, los problemas que les acucian. Con todo ello, puede extraerse una radiografía muy completa de los estudiantes de las universidades.

El Proyecto Atalaya nació como un proyecto ilusionante y con vocación innovadora. Los logros conseguidos en estos diez años son muchos y valiosos. Ahora es necesario seguir reflexionando y adaptar su ritmo al de esta sociedad que se ha vuelto más exigente hacia las iniciativas con financiación pública. Por ello, el Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya tiene que jugar un papel dinamizador a la vez que convertirse en proyecto no solo para las universidades andaluzas sino para todas las universidades en general.

Estudios como el que en este volumen se presentan caminan en esa línea, pues se trata de un trabajo cooperativo con equipos en cada una de las universidades andaluzas coordinados por el Servicio de Extensión Universitaria del Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios de la Universidad de Cádiz, impulsora junto a la Universidad Internacional de Andalucía, del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya.

Por eso, felicitamos y nos felicitamos por este Barómetro social de los estudiantes en universidades andaluzas.

Descargar Barómetro Social de los estudiantes de las Universidades Andaluzas

VIII Seminario Internacional Observatorio Atalaya

VIII Seminario Internacional Observatorio Atalaya: Patrimonio y Universidad

El Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya, fruto del trabajo en red de los Vicerrectorados de Extensión Universitaria de las diez universidades públicas andaluzas y del apoyo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, presenta este seminario internacional para reflexionar sobre las relaciones entre Patrimonio y Universidad.

VIII Seminario internacional del Observatorio Atalaya

Desde el año 2008, la red Atalaya viene colaborando con el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico(IAPH) en la gestión, documentación, catalogación y divulgación del patrimonio universitario andaluz. Como culminación de este trabajo presentamos este seminario que servirá como marco de reflexión sobre las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora, los resultados y los retos que se plantean en el ámbito del patrimonio en general y de su relación con la universidad en particular.

VIII Seminario Internacional Observatorio Atalaya

Periferica Internacional 2014

Número 15 Revista PERIFÉRICA Internacional

Quince años, uno más. Los gobiernos pasan, los responsables políticos se suceden, las instituciones cambian, el país transmuta, la cultura continúa y ya los gestores culturales se van jubilando. No todos por supuesto, sino los que podemos llamar de la primera oleada. En Andalucía ya teníamos alguno que colabora y trabaja en estas páginas, otro ilustre al que en estos meses se ha sumado un hombre referente para la profesión, Alfons Martinell. Alfons deja ya su cátedra UNESCO de la Universidad de Girona y pasa a la condición de clases pasivas. Periférica ha querido rendirle un homenaje en este número publicando una amplia y rica entrevista de la mano del también hombre de esta casa Eduard Miralles. Ni que decir tiene que mantiene una mente despierta, joven e inquieta que seguirá dando muchos frutos, algunos de los cuales esperamos recoger en nuestra revista. Pero más allá de lo sentimental, aunque lleno también de buen oficio, este nuevo número nos ha salido intenso y extenso. Basta una mirada al índice de la revista para ver la multiplicidad de asuntos, firmas, enfoques y miradas que nos acerca el número quince de la revista. En un año, otro más sin la anunciada ley de mecenazgo y sin alternativa alguna a la vista, hemos preferido ampliar nuestros horizontes y de esa manera aumentar la oferta a nuestros lectores. Necesitaríamos dos editoriales para reseñar los contenidos de esta edición de la revista, sólo siendo injustos podríamos avanzar algunos y dejar de lado otros. Todos son interesantes y, siendo injustos, hay algunas apuestas que conviene destacar. Una apuesta decidida por Latinoamérica, un monográfico que de la mano de nueve gestores de aquellas latitudes nos hablará de la gestión y las políticas culturales en ocho países. Una colección de textos con los que pretendemos no ser puente, canal o puerta hacia América, nuestra apuesta es ser un espacio iberoamericano de y para la reflexión en esto que llamamos cultura, su gestión, sus protagonistas y para los territorios en que se desarrolla.

Link http://revistas.uca.es/index.php/periferica/issue/view/153/showToc

Descargar archivo PDF Revista Periferica 2014

Periferica internacional 2014

VII Seminario Internacional del Observatorio

VII Seminario Internacional del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya. Formación y gestión Cultural

VII Seminario Internacional que lleva por título Formación y Gestión Cultural, pensado y concebido como un espacio de encuentro en el que presentar los diversos productos que ha generado el observatorio en este último año, y donde se reflexiona sobre el momento que vive la formación universitaria y no universitaria en el ámbito específico de la gestión cultural.

VII Seminario internacional del Proyecto Atalaya

Tríptico Atalaya 2014

Más información en: https://celama.uca.es/2013cc/seminarios/atalaya

Barometro Atalaya

Barómetro Atalaya de Usos, Hábitos y Demandas Culturales de la Población Andaluza

El PROYECTO ATALAYA inició su andadura a finales de 2005 con el respaldo financiero y técnico de la Dirección General de Universidades de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía. Conscientes de la importancia de aunar tecnología, ciencia, cultura, patrimonio y tradición cultural, los Vicerrectorados de Extensión Universitaria de las universidades andaluzas asumieron entonces el reto de la creación y puesta en marcha de una plataforma cultural universitaria andaluza en la que se sumasen labores de investigación, de planificación, de gestión y de organización de eventos de forma coordinada, evitando, no obstante, la injerencia en iniciativas ya programadas por cada una de las universidades. Desde aquel 2005, el proyecto ha desplegado hasta 2013 siete fases que han permitido consolidar un proyecto que ahora es, sobre todo, un ejemplo de cooperación interuniversitaria.

A partir de la proyección alcanzada por cada una de las diez universidades en su contexto más próximo, el Proyecto Atalaya ha proporcionado un espacio de trabajo conjunto desde el que se potencia y optimiza una programación cultural heterogénea y compleja, dirigida no solo a sectores universitarios sino a la sociedad en general.

La experiencia adquirida y unos resultados altamente satisfactorios han puesto de manifiesto la necesidad de proceder a una constante actualización en su diseño y planteamientos, dada la complejidad de los distintos sectores y agentes implicados así como el carácter dinámico de un ámbito de acción que se caracteriza, precisamente, por su constante variabilidad y transformación.

De manera complementaria, el nuevo modelo de aprendizaje surgido como consecuencia de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior, así como el frenético ritmo que el desarrollo de las nuevas tecnologías imprime actualmente a la sociedad, han determinado nuevas orientaciones en este proyecto, al objeto de responder, en su ámbito, al compromiso de la universidad con la formación integral, la atención a los problemas sociales, y la generación de espacios de reflexión sobre los nuevos itinerarios seguidos por la cultura, su uso y demanda.

En este sentido, una de las actuaciones más integradoras y de mayor visibilidad de este proyecto ha sido la de la creación y consolidación del OBSERVATORIO CULTURAL DEL PROYECTO ATALAYA (OCPA), por cuanto constituye una de las iniciativas en red más novedosas así como por cubrir un importante vacío en el sector de la gestión cultural. 6 Usos, hábitos y demandas culturales de la población andaluza.

El OCPA viene ofreciendo a los responsables de las políticas culturales herramientas que le permiten mejorar la perspectiva y la prospectiva de su trabajo además de formar a los agentes culturales de una forma científica y adecuada, de dotar al sector cultural de información estadística fiable y mensurable que mejore su quehacer diario y, finalmente y sobre todo, de dar a conocer a la sociedad la situación de nuestro sector cultural universitario.

Dicho proyecto, coordinado por la Universidad de Cádiz y la Universidad Internacional de Andalucía, consta ya de más de sesenta de productos específicos sobre y para la gestión cultural. La mera enumeración de los productos que han surgido al amparo de la labor de este Observatorio evidencia no solo una ambición definida desde sus inicios sino también el rigor y el alcance de lo ya realizado en materia de investigación, diagnóstico, propuestas metodológicas, conocimiento del impacto económico, medición de su incidencia mediática, aportaciones a la gestión de la calidad, formación, estudios de prospectiva, etc. En definitiva, una muestra más que significativa de cómo la Universidad, a través de la actuación y la gestión cultural, puede contribuir a mejorar su compromiso con la Sociedad, a diseñar escenarios de futuro a través del diagnóstico de las nuevas demandas y a visibilizar su carácter de servicio público.

Desde 2005, cinco fases después, el OCPA, u Observatorio Atalaya, tal y como es conocido, ha construido una red bien enmallada y tensionada de productos tangibles, portales, equipos de investigación y sobre todo de conocimiento y transferencia cultural.

Fruto de este trabajo amplio de las diez universidades andaluzas es el reconocimiento externo e internacional que supone el hecho de que el Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya haya obtenido la consideración de BUENA PRÁCTICA para la Red Telescopi en el año 2013 o sea el centro de un proyecto de cooperación internacional con la Universidad San Carlos de Guatemala.

El retrovisor nos aporta un completo balance de lo realizado pero también debe ser punto de partida para seguir mejorando. Por ello, a partir de 2013 este Observatorio suscribe otro paso adelante.

Tras un proceso de reflexión propio y de escucha de grupos de interés de nuestra comunidad y del resto de España e Iberoamérica, la UCA y la UNIA, como universidades coordinadoras del OCPA, plantean de cara a 2013 la apertura de una nueva etapa que conjugue los objetivos y tareas tradicionales del Observatorio con una mayor incursión del Observatorio en la realidad cultural de la comunidad autónoma andaluza. Se trata por tanto de ser un poco más útiles; o dicho de una manera más compleja: se trata de ser un poco más concretos en nuestra utilidad. Y el producto que prologa este texto supone un enésimo ejemplo de cómo la universidad andaluza puede ser socialmente responsable a través de su dimensión cultural.

En resumen, el Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya se presenta ahora para intentar, al menos en parte, ser fiel a la definición que la Real Academia Española (RAE) ofrece sobre la palabra Atalaya: “Torre hecha comúnmente en alto para registrar desde ella el campo o el mar y dar aviso de lo que se descubre”.

Descarga PDF Completo Producto66

Barometro Atalaya

 

 

Manual Atalaya

Manual Atalaya de apoyo a la gestión cultural

La ambición de este manual  es  ser una herramienta para la formación de gestores culturales, de quienes ya están en el ejercicio de la profesión o de aquellos que ven en la gestión cultural su opción profesional. La visión de herramienta es esencial y podríamos añadir que sería más justo referirnos en plural, como conjunto de herramientas, en lo que respecta al manual.

Tenemos herramientas para comprender qué es esto de la gestión cultural y sus lazos inexcusables con las políticas y con el concepto mismo de cultura. Hay en el manual herramientas que nos describen las grandes líneas de trabajo de la gestión cultural, otras que nos remiten a los instrumentos profesionales mismos y además herramientas de investigación y de evaluación.

Una  característica reseñable del manual es su orientación generalista. Esencialmente está enfocado a los conceptos y a los instrumentos para la gestión y no hacia los sectores o la especialización (ese será un menester de próximas ediciones). Se habla de gestión de equipamientos y no de gestión de museos, por poner un ejemplo. La idea es que sirva tanto al gestor responsable de un proyecto o un equipamiento especializado tanto como al responsable de un servicio generalista o de proximidad.

En este sentido si uno busca gestión de galerías de arte no encontrará tal epígrafe, sin embargo tendrá a su disposición todos los instrumentos y recursos mínimos que precise para comenzar en la gestión de ese equipamiento y sector de la cultura.

Este MANUAL ATALAYA de apoyo a la gestión cultural no está acabado, aunque sí completo, y nace con la vocación de extenderse en el tiempo y renovarse con la agilidad que le demanden los momentos y los profesionales de la gestión cultural.

Link: http://atalayagestioncultural.es/

 

Manual Atalaya

Habitos y demandas culturales de los estudiantes

Hábitos, demandas culturales de los estudiantes de las Universidades Andaluzas (segunda oleada 2012)

El desarrollo y ejecución del trabajo de campo es uno de los pilares básicos de cualquier investigación de carácter sociológico, y más concretamente en nuestro caso que nos marcamos como objetivo principal el estudio de usos, hábitos y demandas culturales de los universitarios andaluces, teniendo como universo la población de estudiantes de las universidades andaluzas. Para tal fin se elaboró un cuestionario (anexo) acorde a las cuestiones que se precisaron investigar, así los principales temas tratados en el mismo son los siguientes: Perfil socio-demofigura, Hábitos de lectura, Televisión, radio e Internet, Cine, Música, Teatro, Otras actividades relacionadas con la cultura, Ocio (Actividades en días laborables y en fines de semana), Valores, etc…

Antes de comenzar el trabajo de campo en todas las universidades, se realizaron varias sesiones para adaptar el cuestionario que se tenía de partida (Usos, hábitos de demandas culturales de los jóvenes universitarios andaluces 2006 ) a la realidad social y de consumo cultural del momento. Una de las aportaciones de mayor relevancia fue la inclusión de los nuevos medios y soportes en el consumo de actividades culturales. Posteriormente se realizó un pre-test para corregir y validar el cuestionario, y adaptarlo a los objetivos marcados inicialmente, para ello se realizaron veinte encuestas en cada universidad, sin incidencias relevantes en la modificación del cuestionario. Una vez diseñado el cuestionario definitivo comienza la planificación del trabajo de campo, que constó de la realización de una media de trescientas cincuenta encuestas en cada una de las universidades andaluzas no superándose en ninguna de ellas un error del +/- 5,2% para un nivel de confianza del 95%. A nivel general, regional, la muestra total está compuesta por tres mil ciento ochenta estudiantes que realizan sus estudios en alguna de las universidades de Andalucía, con un error de 1,7% para un nivel de confianza del 95%.Es preciso apuntar que no existe una proporcionalidad de la muestra total según el número de estudiantes de cada universidad, debido principalmente al interés por potenciar el análisis individual de cada universidad en cuanto al uso, hábitos y demandas culturales de sus universitarios/as, no restando con ello validez a los resultados a nivel global, ya que este análisis general contempla todas las sensibilidades de los universitarios/as andaluces, realizando la ponderación correspondiente a nivel general.

La extensión de la muestra en cada una de las universidades andaluzas hizo indispensable la distribución de la misma en base a criterios de afijación proporcional a cada una de las condiciones de segmentación. Así, en cada universidad se distribuyó la muestra de manera proporcional en relación principalmente a los siguientes criterios; número de estudiantes por cada campus universitario, número de estudiantes por área de conocimiento (Ciencias experimentales, Ciencias de la salud, Ciencias sociales y jurídicas, Enseñanzas técnicas y Humanidades), Sexo (hombre y mujer) y edad (18-21 años, 22-24 años, 25-27 años, 28-30 años). La fuente de información para realizar la distribución correspondiente fue el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte Curso 2011/2012.

Aunque no fue considerado finalmente como un criterio fijo se respetó en todas la universidades la realización de las encuestas tanto en turno de mañana como de tarde. La recogida de información se realizó a través de encuestadores/as, formados en la materia en una sesión informativa, mediante encuesta presencial en las universidades andaluzas durante los meses de octubre y noviembre de 2012. La recogida de información se realizó a través de encuesta personal asistida con ordenador (CAPI.Net). La realización del trabajo de campo mediante encuestas asistidas por ordenador, CAPI, utilizando el software GANDIA TESI CAPI NET, proporciona al proyecto en la fase de recogida de información las siguientes características:
• Permite la creación de filtros y avisos al entrevistador para el correcto uso de filtros.
• Disminuye le sesgo y los errores que provoca la persona entrevistadora. Permite el mayor control sin afectar a la flexibilidad de la misma. Además permite que las respuestas vayan rotando.
• Permite el apoyo de preguntas con audio o video.
• En el caso de encuestas personales, elimina el consumo de papel, reduciendo el impacto ambiental del proyecto.
• Elimina la fase de grabación y, por tanto, sus errores. Codificación automática, semiautomática y respuestas abiertas.
• Mayor control sobre la realización de encuestas ya que permite el diseño de filtros, avisos y cuotas.
• Es posible realizar CAPI sin necesidad de conexión de internet.
• Se tiene control sobre las entrevistas realizadas en tiempo real, mediante los envíos periódicos de encuestas a través de internet. Esto además permite la salvaguarda de los datos ya recogidos ante posibles incidencias. También se facilita el control continuo del seguimiento de las cuotas de la muestra objetivo del estudio.

Con una supervisión exhaustiva en el control de los cuestionarios. Posteriormente la base de datos generada se convirtió a formato spss para el análisis estadístico correspondiente.

Descargar Hábitos, demandas culturales de los estudiantes de las Universidades Andaluzas

La Responsabilidad Social en las Universidades Iberoamericanas

Beca de investigación: La Responsabilidad Social en las Universidades Iberoamericanas

El lector tiene en sus manos los resultados del proyecto La responsabilidad social en las Universidades Iberoamericanas, encuadrado dentro de las actividades del Observatorio Cultural Atalaya. Desde sus inicios, varias cuestiones han marcado la evolución y el avance de esta investigación. Por un lado, el ingente marco geográfico y docente implicado en el estudio, a saber, España, Portugal, Latinoamérica y el Caribe. Evidentemente, en un estudio de estas características no podíamos abarcar las más de mil instituciones de educación superior existentes en Iberoamérica. De esta forma, hemos decidido plantear una cata de cuarenta universidades de veinte países1, intentando, con nuestra elección, crear un espectro lo más dilatado y representativo posible. En consecuencia, hemos analizados centros públicos y privados, laicos y religiosos, de tradición centenaria o de muy reciente creación. Esta amplitud lleva de la mano una tremenda heterogeneidad informativa que nos ha obligado a hilar muy fino a la hora de seleccionar los datos a evaluar. Por otro lado, también nuestro estudio se ha visto dificultado por la falta de cohesión y acuerdo en la definición del concepto de responsabilidad social universitaria, achacable a su, todavía, reciente irrupción en las estrategias de enseñanza superior y a los diferentes enfoques adoptados para su desarrollo. El, aún, corto recorrido de las políticas rectoras en RSU hace que nos encontremos ante un panorama muy diversificado en cuanto a implantación y ponderación de resultados.

La Responsabilidad Social en las Universidades Iberoamericanas

Todas estas contingencias han marcado las directrices metodológicas de este trabajo, que pueden resumirse en torno a dos grandes ejes. El primero de ellos vendría dado por la búsqueda y lectura de los principales estudios críticos sobre el tema. Así, nos hemos interesado por análisis referidos a los distintos sistemas educativos existentes en Iberoamérica pero, sobre todo, y como no podía ser de otro modo, nos hemos centrado en la bibliografía tocante a la temática de la responsabilidad social, tanto general, como empresarial y, por supuesto, universitaria. De esta forma, los señeros trabajos de Vallaeys, entre muchos otros, nos han servido de guía para elaborar nuestra propia propuesta analítica. Este armazón teórico ha quedado plasmado en una ficha de recogida de datos, indispensable a la hora de sistematizar la más que dispersa y heterogénea información disponible. El segundo de los ejes ha sido el desarrollo del trabajo de campo propiamente dicho. Éste nos ha llevado a una intensa y rigurosa búsqueda a través de las distintas páginas web oficiales, tanto de las redes y organismos institucionales gestores de responsabilidad como de las propias universidades para conocer, de primera mano, cuáles son las distintas líneas de trabajo planteadas en el ámbito de la RSU.

Pasando a la estructura expositiva, hemos decidido organizar nuestro análisis en cuatro grandes bloques. En el primero de ellos, titulado La universidad iberoamericana. Génesis y evolución, pergeñamos un cuadro general introductorio a propósito de las instituciones de enseñanza superior tanto en la Península Ibérica como en Latinoamérica y el Caribe. El segundo de los apartados, La responsabilidad social universitaria, es, sin lugar a dudas, el más teórico de todos, ya que en él nos aproximamos a los conceptos de responsabilidad social, responsabilidad social empresarial y responsabilidad social universitaria, haciendo especial hincapié en ésta última, interesándonos por los modelos de gestión, la interrelación entre RSU y sociedad, las dificultades a las que se enfrenta la implementación de una gestión responsable en la universidad y, por último, las principales redes de RSU vinculadas con Iberoamérica. El tercero de los bloques, Espacios para la RSU. Estudio de caso por países, constituye el núcleo principal de nuestra investigación, ya que en él se sintetizan y valoran los datos obtenidos en nuestra prospección. Tras la definición de los indicadores empleados en el estudio, plasmamos, en una ficha elaborada ad hoc, la casuística particular de cada universidad. El cuarto y último bloque recoge las pertinentes conclusiones generales. Finaliza nuestro trabajo con la relación de la bibliografía crítica y los recursos digitales consultados para su redacción.

Descargar Dossier completo

Redes Sociales y Universidad

Redes sociales y Universidad

El presente informe describe los resultados de un estudio piloto que antecede a la implementación de un proyecto de mayor envergadura a ejecutarse el año próximo (ciclo lectivo 2013). Los objetivos generales del trabajo son aportar conocimiento y generar teoría respecto de las potencialidades y contribuciones de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (en adelante, TIC) en ambientes educativos; a la vez que se pretende favorecer el ingreso, la integración y la permanencia del estudiante ingresante en el ámbito universitario.

En este sentido, el proyecto que se prevé desarrollar en el siguiente año apunta a:
1) explorar los usos que hacen cotidianamente los alumnos ingresantes de las redes sociales virtuales, particularmente, de Facebook;
2) indagar sus ideas y opiniones acerca del potencial educativo de la red social como herramienta de contención al estudiante ingresante y
3) diseñar y gestionar un espacio virtual de apoyo y contención a través de la red social Facebook, del que puedan participar los alumnos que inician su vida universitaria.

Durante los meses de duración (julio a octubre de 2012) de la beca de investigación otorgada dentro del Programa del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya de la Universidad de Cádiz, se buscó avanzar en los siguientes puntos, con la intención de preparar un terreno fértil para la implementación del proyecto el año próximo:

– Revisar bibliografía reciente e indagar acerca de los aspectos metodológicos para estudiar interacciones sociales en Facebook y uso académico de la red.
– Relevar datos en un estudio piloto con egresados y estudiantes avanzados de carreras vinculadas a educación, acerca de sus opiniones respecto del uso de Facebook en ambientes académicos.

Redes Sociales y Universidad

De esta manera, con la intención de conocer qué metodologías de investigación se están usando actualmente y cuán apropiadas son para el estudio de interacciones sociales y académicas en Facebook, se desarrolló un trabajo de investigación que se describe a continuación y que se en cuentra organizado en cuatro capítulos. El primero de ellos presenta el trabajo de investigación sobre el uso académico de Facebook, que se constituyó en el antecedente y el punto de partida del actual proyecto. El segundo capítulo condensa la búsqueda y selección de diferentes proyectos y trabajos de investigación, como así también experiencias de uso y libros publicados sobre las interacciones sociales y educativas en Facebook, para conocer las herramientas metodológicas utilizadas en el estudio de la temática planteada. El tercer capítulo describe la experiencia piloto desarrollada en la red social Facebook, dentro de un grupo en el que participan graduados y estudiantes avanzados de carreras relacionadas con la educación de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Río Cuarto (en adelante, UNRC). A través de esta investigación, buscamos implementar una de las herramientas metodológicas más utilizadas en el estudio de interacciones sociales y educativas en Facebook: la encuesta. El cuarto, y último capítulo del trabajo, expone futuras líneas de investigación sobre el uso académico de las redes sociales virtuales, a través de un proyecto con ingresantes universitarios que pretendemos implementar durante el año lectivo 2013.

Redes Sociales y Universidad